22/10/2017

La vuelta de Santa María

En 1961, se incorporó a la actividad, primero como suplente y al tiempo como encargado, un joven proveniente de la industria frigorífica, hasta que fue despedido por haber participado en la legendaria toma del frigorífico Lisandro d La Torre. Su nombre: José Francisco Santa María. En 1970, ya se había incorporado al cuerpo de delegados, mientras mantenía su militancia peronista, luchando por el retorno de perón a la Patria. En 1975, asumió la secretaría gremial del sindicato. En ese entonces, los trabajadores de edificios, no contaban con un derecho generalizado como era el de la jornada de trabajo de 8 horas, por lo que debían trajinar arriba de once horas y tenían un solo franco semanal que era determinado por el empleador y podía ser cualquier día de la semana. Después de una intensa lucha se remedió la situación mediante la sanción de la ley 21.239, que propiciaba una amplia reforma de las condiciones de trabaja en los edificios de renta y propiedad horizontal. Entre ellas se acotaba a 8 horas la jornada laboral.

La Dictadura

El 24 de marzo de 1976, significó el inicio de la persecución más feroz que hayamos conocido los argentinos y particularmente los trabajadores. En aquellos días se formó el grupo que sería la base de la Agrupación 2 de Octubre, que participó de manera activa en toas las acciones contra el régimen militar. Hacia mediados de año comenzaron los primeros planteos de Pepe Santa María a la conducción del gremio, que de hecho terminó siendo funcional a los intereses del nuevo gobierno.

La expulsión

En 1982, Pepe Santa María, fue expulsado del gremio injustamente por defender los derechos sde los trabajadores. Pero, ya era demasiado tarde, la Agrupación 2 de octubre había nacido como respuesta a las necesidades de un gremio cuya dirigencia decadente y amarilla era incapaz de encontrar.

La democracia

Tras la derrota en Malvinas, la dictadura militar se desmoronó, abriendo paso al retorno de la democracia. La llegada del radicalismo al gobierno en 1983, significó el inicio de un período caracterizado por el intento de las nuevas autoridades, de controlar y condicionar a su arbitrio la vida de las organizaciones gremiales. Después de haber sido intervenido, en el Suterh finalmente se avanzó hacia el proceso de normalización. Una amnistía pensada para otras personas, abrió la posibilidad de que, permitió que se le restituyera la afiliación a José Francisco Santa María.

Elecciones y triunfo

Los comicios se realizaron el 1 de septiembre de 1985, La lista Azul y Blanca que llevaba como candidato a Secretario General a Pepe Santa María, ganó por el 53% de los votos, derrotando a las listas Rosa Celeste y Naranja. En un intento desesperado por evitar lo inevitable quemaron las urnas, incendiando la sede del sindicato, pero lamentablemente ya era tarde, el resultado estaba convalidado mucho antes. Aun así intentaron resistir la entrega del edificio. Todo fue inútil. El 4 de septiembre de 1985 asumió la nueva Comisión Directiva, que de inmediato puso manos a la obra para poner en marcha el proyecto de reconstrucción del gremio.    

Dónde Estamos

 


Enlaces